bio

azzigotti

La obra de Luciano Azzigotti se inspira en modelos de la naturaleza, su funcionalidad genética y metamorfoseable. Tomando a éstos como generadores y re-contextualizadores de objetos/materiales dinámicos que construyen distintos tipos de tiempo.En su trabajo reciente ha investigado sobre microsonido, realimentación, instrumentos químicos, asi como sistemas numéricos de representación musical, de performance e instalación. Nacido en Buenos Aires, es pianista y compositor. Es fundador de conDIT [la plataforma de conciertos del distrito tecnológico]. Profesor de las materias Instrumento 1 y 2, Ciencia & Música de la Licenciatura en Música de la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

Prensa

(acerca de Translucent Spaces para flauta , 2 trombones, tranvías y semáforos…) “La especificidad del momento (y todo lo que construye ese momento) es lo valioso de la música de sitio específico. Si durante la performance, el tranvía se pare en frente del sitio, o suenan las campanas de la iglesia, o la lluvia cae fuerte e incesantemente mejor aún! Ese momento exacto no volverá a ocurrir, ni debería. A diferencia de las interpretaciones en un concierto tradicional, la música de sitio específico no pretenderá la pureza ni la perfección uniforme. Lo que es una perturbación exterior en una performance de concierto será esencial en una performance de sitio específico. “

Victoria Cheah , “Llevando la sala de conciertos afuera de la música contemporánea”


Es cierto: también en el campo de las técnicas extendidas hay obras mejores que otras, y es evidente que el dúo de Azzigotti, Vilanos, para dos flautas, no excluye cierta belleza de un ilusionismo hipnótico, que la composición comparte sin duda con la virtuosa ejecución del dúo MEI, que integran Patricia García y Juliana Moreno.

Federico Monjeau, “Vanguardas Criollas e Ideología ruidista”


La tríada Azzigotti-Marchiano-Jacoby encontró una forma sutil de intervención, siendo esto un gran logro dada la complejidad del espacio. Se podría catalogar la actual intervención como conceptual, que es igual a decir que la pregnancia de la idea es un rasgo fuerte de la obra.

Leopoldo Estol, “Los sonidos de lo siniestro”


LA: Supongamos que la música, como una complejidad de la poesía,  es una forma latente de voz colectiva. Ahora, imaginemos que luego de todas las subjetividades y de los conceptos individuales de los agentes llámense poeta, compositor, intérprete etc.,  los objetos artísticos que logran circular culturalmente enlazan con cierto espíritu subyacente que nos impulsa como sociedad. En ella, conviven tiempos y culturas muy diversas. Entonces, ¿podría responder un sólo tipo de concierto a un espíritu vital  y a un sentido compartido?, con esta pregunta nos propusimos tomar al concierto como material para componer, hacer tangibles las relaciones a priori por la cual cada tradición musical construye su idea de concierto, y jugar con ellas.

Agustín Argentino, “El Condit: una forma de llevar la música al barrio”


Muchos emularon exitosamente el concepto de las secuencias irregulares y repetidas de movimiento y sonido, mientras otros trabajaron con la idea fascinante de un contrapunto que es a la vez visual y auditivo. La obra de Luciano Azzigotti utilizó materiales desenfadados para crear narrativas superpuestas como en las voces de una fuga de Bach.

Caitlin Smith, “Blending the Auditory With the Visual at IMPULS 2013”, I care if they Listen Magazine


El conjunto en general es bien interesante, aunque la obra de Luciano Azzigotti (Qualia ) se recorta más nítidamente por la complejidad de su superficie o de sus acciones musicales; una complejidad no abigarrada, sino expresiva y de gran ambigüedad, con melodías veladas y cierta cualidad “berguiana”, cuyo diálogo con cierta tradición la vuelve al mismo tiempo sumamente original.

Federico Monjeau. “Valioso estímulo a la composición” Clarin Espectáculos Domingo 19 de diciembre de 2010


Elemento clave de la experiencia sensorial que proponen estos trabajos son el sonido que la artista elaboró con Luciano Azzigotti

Ana Maria Batistozzi. “Malestar que no cesa” Clarin Ñ, Lunes 1 de noviembre de 2010


(Teresa) Pereda realizó la edición de los videos junto con Ferlat y trabajó con Luciano Azzigotti en sonido, un elemento crucial para el resultado final de la muestra. Con un acertado equilibrio entre los sonidos registrados en los espacios naturales y aquellos de factura electroacústica, la banda sonora, reelaborada especialmente para adaptarse a los requerimientos de la sala de exposición, potencia la sugerencia de las imágenes, tanto con esa otra forma del silencio que a veces resultan ser los sonidos de lo agreste o con el imponente eco de un trueno que acompaña la extrema soledad del paisaje de la Puna.

Diana Ferández Irusta. “Los hilos terrestres” La Nación, Arte, Sábado 22 de mayo de 2010


Así surgió, mix de ficción y realidad, “El tiempo del agua”, la impresionante videoinstalación, con inolvidable banda sonora de Luciano Azzigotti. Una joyita.

Marina Oybin.”Rituales antes de volver a la tierra, Clarin Ñ, Martes 18 de mayo 2010


Liberada también de la restricción del tema, aunque no tanto de la seducción tecnológica, la propuesta de Luciano Azzigotti elige abrir el juego de la interactividad desde una vasija que imagina milenaria y convoca a plasmar para el futuro registros de sus voces, nada más.

Ana Maria Batistozzi, Clarin Ñ, Sábado 6 de septiembre 2008